Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Emociones Atrapadas’ Category

emociones2

El Hígado:

Está a cargo de descomponer y de almacenar y reconstruir la materia. Si la vida de una persona se desmorona, y no puede llevar a cabo la tarea de reconstruir, entonces uno almacena sensaciones de hallarse sobrecargado, sobre-exigido, lo cual puede crear bronca, odio y resentimiento. Mucha gente de hecho están sobrecargadas por las circunstancias de sus vidas, pero el umbral difiere ampliamente y por supuesto muchas personas tienen distintas neurosis cuando se sienten sobrecargadas.

Los Pulmones:

Tienen dos funciones: inspiran la vida y expresan ideas a través del habla. Si tiene problemas con los pulmones, la expresión de uno está siendo sofocada, no se pueden expresar libremente, en algún área de su vida.

Cuando una palabra subyuga a un niño, el niño puede convertirse ya sea en una persona muy ruidosa y que siempre presiona a los demás para que justamente lo escuchen, lo cual es uno de los órganos del cuerpo y su relación con las emociones sobre estimulación de los pulmones, o nos rendimos, porque nos hallamos oprimidos y cerramos nuestra comunicación, y entonces tenemos los pulmones débiles.

Generalmente si ustedes tienen problemas con los pulmones, es porque tienen que hacerse oír, y aprender nuevas formas de comunicación. Y con respecto a sentirse oprimidos, recuerden que hay cierta gente que se siente oprimida en un segundo, uno se les acerca y ya se sienten oprimidos, eso es lo que quiero significar. Ellos están tan llenos sin poder desagotar, por eso toda la reducción del stress es una ayuda tan grande.

La meditación reduce al stress y si aprenden a hacerlo adecuadamente es muy útil, pero si lo hacen solamente un rato corto esto no consigue el efecto deseado.

El Estómago:

Es la asimilación de las experiencias de nuestros ideales, y si sienten que es demasiado lo que pasa, uno no puede asimilar las cosas adecuadamente, entonces el estómago se puede descomponer, y el resultado de una preocupación crea una rajadura entre la mente y las emociones.

Recuerden nuevamente que si sienten que es demasiado lo que pasa, y para mucha gente es cierto, los que tienen muchos temas simultáneos, todo está sucediendo demasiado y todo el tiempo, siendo ellos mismos los que están creando todo eso, ya que son patrones de conducta, entonces hay que mirar.

El Páncreas:

Tiene que ver con el azúcar y con la dulzura de la vida, pudiendo el mismo ser dañado por la amargura, en especial una mamá muy amargada, y hay mucha gente sufriendo este problema.

Los Riñones:

Involucran emociones y son el canal procesador de agua más importante, ya que es ahí donde se almacena los temores resultantes de traumas, los cuales dañan a la vitalidad de la persona, bloquea su motivación y su entusiasmo. Cuando el temor se almacena en los riñones, el individuo se hallará incapacitado de manejar situaciones emocionales futuras.

El Bazo:

Retiene los fracasos, los deseos de muerte, apatía, y si una persona enfrenta más dificultades de las que puede soportar, uno se puede dar por vencido, uno puede creer que realmente fracasó, y pierde su voluntad para vivir, y su deseo de vivir. Se presentan problemas de circulación y digestión, pereza, porque los sentimientos se mueren, y uno tiene a intelectualizar todo, y uno siente este tipo de apatía y tiernamente lo soportamos, y como que la alimentamos. Es un problema del bazo.

Las Gónadas:

Ellos almacenan lo inconsciente, cuando uno abandona su habilidad de manejarse uno mismo, por medio de drogas, alcohol, lastimaduras, accidentes, cuando uno pierde su propio empoderamiento, energías externas a nosotros pueden posesionarse de nosotros y poseernos.

Corazón:

Tiene que ver con el amor, y el daño ocasionado al corazón siempre es por la pérdida, cuando uno resquebraja la confianza de una persona en uno, y eso nos conduce al temor, más pérdidas y también a la posesividad, a los celos, egoísmo, todo eso es el daño y el corazón está roto.

La Vesícula Biliar:

Es el precursor a tener problemas cardíacos, y resulta dañado por el temor a la pérdida, y todas las tensiones resultantes de una falta de confianza en la vida.

Es ansiedad con respecto al futuro y acá hay que mirar el tema de la concepción, si los padres no son positivos cuando ustedes fueron concebidos, si el alma pasó por un momento de trauma y no fueron bienvenidos a la nueva encarnación y hay una gran desilusión del alma acerca de la forma en la que los padres se ocuparán del niño, entones hay problemas en la vesícula biliar.

Los Pechos:

Representan el aspecto nutriente de lo femenino, como así también a la sexualidad y almacenan los sentimientos de la mujer con respecto a su sexualidad y de cómo los hombres la ven.

De forma que si hay un trauma sexual, represión, resentimientos respecto a las expectativas de su rol, entonces puede suceder un daño.

Las Piernas:

Nos llevan hacia delante, nos sostienen, los problemas se presentan cuando la persona no ha tenido el coraje de dar un paso nuevo. Muchas veces es porque aquellas personas no han tenido el apoyo que él o ella creyó necesitar, y entonces comienza a tener problemas con sus piernas.

Las Manos:

Corresponden al dar y recibir, y el problema se desarrolla cuando una persona no se siente igual a otras, y no pueden encontrar el balance justo entre el dar y el recibir. Eso tiene que ver con si usa su fuerza de voluntad o la cede.

Este desequilibrio se produce por un ego superdesarrollado o una falta de autoestima.

El Cuello:

Es la parte flexible de la columna dorsal, es el balance de su voluntad con flexibilidad. Un cuello duro es una actitud rígida, la tensión se siente en el cuello cuando la propia rigidez le hace mantener a uno conceptos rígidos y esos son desafiados.

El Pelo:

Es gobernado por el hígado de modo que la pérdida de cabello se produce por aferrarse rígidamente a la bronca o enojo. Cuando alguien impone su voluntad sobre otros para probar simplemente su punto de vista, uno sigue trayendo a la vista resentimientos pasados, o sea recordándolos. Y son cabeza duras. Pueden tener problemas con el pelo.

Las Caderas:

Son los puntos de equilibrio, son energía creativa asociada con la crianza de los niños.

Es nuestra habilidad de pararnos y valernos por nosotros mismos, y la flexibilidad en las caderas, está relacionada con su sentimiento de libertad personal, y acá miramos a los adolescentes, en los cuales se producen temas acerca de su primer sentimiento de separación de los padres, de las expectativas, de sus direcciones, tenemos una entidad sexual.

Si uno se rinde al control de los padres, como adolescentes, en vez de encontrar nuestra propia dirección, entonces las caderas no se desarrollan adecuadamente. De modo que el deterioro de las caderas realmente surge de una culpabilidad sexual, de modo que si sentimos culpa y resentimiento, porque hemos permitido que otros tomen decisiones por nuestra cuenta, y no hemos expresado nuestro poder, también tenemos deterioro en las caderas.

La Tiroides:

Es donde almacenamos enojo, es el deseo de poder, de actitudes rígidas, cuando las tiroides no funcionan bien. Hay una calcificación anormal en los huesos, y que puede también desarrollar una artritis y de vuelta el cuerpo rígido proviene de una mente rígida.

El Timo:

Almacena temor y gobierna nuestro sistema inmunológico de forma que el miedo hace que una persona retroceda y se achique y se puede perder la integridad en una situación, y cuando esto sucede el cuerpo permite la entrada de virus.

Cuando uno tiene un virus, hay que mirar por dónde surgió el temor en su vida, dónde uno se achicó frente a una situación, tiene que volver a esa situación e imaginarla en forma diferente y cambiarla y ello ayuda a combatir el virus.

Las Glándulas Suprarrenales:

Almacenan pena y nos lleva al complejo de víctimas, ¿peleo o me escapo? Siempre creen que hay algo ahí afuera que se va a apoderar de ellos, y los está persiguiendo.
Cuando no están dispuestos a soportar amorosamente una experiencia emocional dolorosa, esa persona reacciona como si el mundo fuera responsable por su experiencia dolorosa, y se olvida de que cada persona es responsable de su propia creación, de su vida.

La Glándula Pituitaria:

Almacena pena reprimida, porque al experimentar pena o dolor, puede ser una puerta o un portón hacia una conciencia superior, después de que los juzgamientos de las glándulas inferiores son transmutadas.

Soportando amorosamente el dolor, justamente esto permite que nosotros experimentemos la dualidad y reconciliar, y esto justo libera toda la parte del juzgamiento y ayuda a la glándula pituitaria.

La dualidad representa lo correcto e incorrecto, lo bueno y lo malo, lo positivo o lo negativo, a todo nivel.

La Glándula Pineal:

Necesita luz natural, de día, necesita entusiasmo y si no hay suficiente entusiasmo en su vida, la glándula pineal no funciona adecuadamente, así que tienen que salir a la naturaleza, porque la naturaleza a fin de hallar algo de luz natural, y eso realmente va a ayudar.

La Columna Vertebral:

La columna vertebral representa su voluntad, la fuerza de voluntad, es como que cuando uno no mantiene su propia visión, al enfrentarse con la presión que viene de afuera, uno puede llegar a tener ESCOLIOSIS, la distorsión de la columna, la que se tuerce porque su fuerza de voluntad se doblega.

Cuando uno utiliza la columna vertebral para hacer trabajo espiritual, nuestra fuerza de voluntad está alineada con la voluntad divina, y algunas personas lo llaman co-creación, pero realmente se trata de la columna vertebral que se abre a la Kundalini, lo cual es simplemente la parte femenina que se halla en la columna y a medida que nosotros nos damos cuenta de ello, ella también se va dando cuenta.

Los Órganos Sexuales:

Son reproducción, esto por supuesto es su habilidad de expresarse sexualmente. Puede haber una inhabilidad de recibir la parte femenina si los padres desearon un chico del sexo opuesto, puede ser que uno se enfrenta a la propia moralidad y está realizando un auto-castigo.

La Espalda:

Es lo que uno deja detrás suyo, lo que se quiere olvidar, lo que está en el fondo de nuestra mente, la parte baja de la espalda es el apoyo, y el dolor en esta parte es cuando una persona resiente al no tener el apoyo que él o ella cree que necesita, a fin de lograr algo.

La Vejiga:

Libera agua, es la expresión de manifestar exteriormente su emoción. Si la vejiga es débil, la persona siente dificultades en expresar sus sentimientos.

El Intestino Delgado:

Es la etapa final de la digestión, es el comienzo de la absorción, provee la base para la construcción y el crecimiento, construye su personalidad, su carácter, su fuerza de voluntad, su confianza, pero más importante que todo es que refleja los estados más importantes de nuestra vida.

De modo que puede que realmente no funcionemos cuando una persona sufrió una gran vergüenza. Esa vergüenza sufrida en la primera infancia. Son muy conscientes, muy cercanas las personas, piensan que no se están acordando o pensando en ello, pero se acuerdan del colegio, la primera vez que menstruaron, los niños con quienes jugaron, algún pariente que les hizo sentir vergüenza.

El Intestino Grueso:

Tiene que ver con la materia sólida y esto nos muestra si somos capaces de lidiar bien con todos los temas materiales.

El Intestino Grueso tiene que ver totalmente con dejar ir y soltar todas las cosas que no nos sirven, y la incapacidad de dejar ir puede ser el resultado de un miedo a la pérdida. ¿Qué es lo que se pierde si se deja ir? Tienen que fijarse de vuelta en el momento de la concepción, qué es lo que formó la actitud de la personalidad de esa persona.

*** Ayurveda Tibetano. Las emociones y los Órganos internos

Fuente: Barcelona Alternativa

Terminamos con un bonito vídeo de animación capaz de expresar sentimientos a través de la danza y el movimiento. Se titula: Thought of you. <3

¡Feliz semana! <3

Read Full Post »

abrazo-de-amor-147

—> Con este artículo finalizamos los “Doce Pasos del Perdón”, con los que empezamos hace unos meses. Puedes ver todos los pasos del perdón anteriores en este enlace: 12 pasos del perdón.

La manera más fácil de abrir tu corazón es pedir ayuda u ofrecerla. Si estás teniendo dificultades, pide ayuda. Pídesela a un amigo. Pídesela a un extraño. Pídesela a Dios. Pide. La puerta del corazón no puede abrirse si no le das permiso para que se abra. Pedir es dar permiso. Es una invitación al Espíritu Santo para que te ayude a ver las cosas de otra manera. Es una invitación a tus hermanos y hermanas para que viertan su amor y su aceptación en ti. «Llama y se te abrirá». La petición sentida en el corazón siempre recibe respuesta. Es posible que la respuesta no se presente de la manera que esperas, pero está allí si estás dispuesto a verla. El hecho mismo de mirar te abre a encontrarla. ¿Estás buscando amor? Entonces lo encontrarás. Si no aparece inmediatamente, sigue mirando. Si el amor no satisface tus expectativas, deshazte de ellas. El amor está allí, en alguna parte. Cambia todas las ideas o percepciones que bloquean tu conciencia de la presencia del amor, y sin duda lo encontrarás. Recuerda, si no buscas el amor no lo encontrarás. No seas tímido. Si quieres abrir tu corazón, ofrece ayuda a alguien. Acércate a un amigo o a un extraño; no importa. Deja que tu intuición te guíe. Allí fuera, en alguna parte, alguien está pidiendo amor. No, no de manera evidente, sino silenciosa. Y tú sabrás quien es.

Ofrece amor sin poner condiciones. Ofrece ayuda sin esperar nada a cambio. Eso te abrirá el corazón. Y también abrirá el corazón de otros. Cada uno de nosotros tiene la clave de la salvación. Y nos la podemos ofrecer mutuamente con un gesto de apoyo, con una amable palabra de ánimo. Podemos ofrecérnosla mutuamente viendo cada ataque como una petición de amor.

El corazón se abre cuando nos aceptamos a nosotros mismos con todas nuestras contradicciones, con todas nuestras cargas, con todas nuestras luchas. El corazón se abre cuando aceptamos a la otra persona con todas sus pruebas y tribulaciones. El corazón se abre cuando abrimos el corazón de manera simple, como se lo abriríamos a un niño herido. Y se abre cuando el niño interno herido se abre a recibir el amor que se le ofrece.

No hay nada misterioso con respecto a lo que abre el corazón. La aceptación lo abre. No hay nada misterioso con respecto a lo que cierra el corazón. El juicio lo cierra. El corazón es un músculo espiritual. Se abre y se cierra. Cuanto más trabaja, más se fortalece. No te juzgues a ti mismo si sientes que tu corazón se tensa. Sólo se tensa para volver a abrirse. Lo único que tienes que hacer es permitírselo.

Deja que el dolor vaya y venga. Deja que todo pase a través de ti. Respira profundo. Deja que el aire entre y salga. Sé un canal para la vida. No te resistas en la inspiración ni retengas la espiración.

Simplemente deja que la respiración vaya y venga. Deja que la vida vaya y venga, con sus altibajos. No te apegues a unos ni a otros. No tengas miedo de ellos. Por más que lo intentes no vas a cambiar el flujo de la vida, sus vaivenes. La vida sigue tanto si te aferras como si sueltas. Cuando te aferras, tus músculos se tensan. Cuando sueltas, tus músculos se relajan. ¿Estás tenso ahora mismo? Está bien. Simplemente sé consciente de ello. En la propia toma de conciencia se produce la liberación.

Para abrir el corazón, tienes que estar dispuesto a seguir el flujo y el reflujo, la contracción y la liberación. No esperes poder subir a los picos sin descender a los valles. Para abrir el corazón, tienes que estar dispuesto a estar presente ante cualquier cosa que ocurra aquí y ahora. No tienes que hacer nada. Simplemente tienes que ser. Eso es suficiente. Sé contigo mismo. Sé con los demás. Sé con Dios. Eso es suficiente. Las acrobacias son hermosas de observar, pero no son necesarias. No tienes que pasar por el aro para conseguir amor. Sólo tienes que estar dispuesto a recibirlo. Sólo tienes que estar dispuesto a darlo.

Tú no decides de dónde viene el amor ni adonde va. Simplemente viene y tú le dejas entrar. El entra, y tú le dejas ir. La conciencia es un canal para el amor, pero no es su origen. Cuanto más te conviertes en un conducto para el amor, más te das cuenta de esto. El amor es el único poder. Todo lo que no es amor es un contenedor para él. El amor es real. El cuerpo/mente sólo es un canal. Su realidad se halla en la realización de su finalidad.

Por sí mismo, el cuerpo/mente sólo es un amasijo de preocupaciones y miedos, de expectativas y juicios. Es un fenómeno destructivo y temporal. Nace. Sufre. Y muere. No tiene un propósito propio. Su único propósito es ser un contenedor para el amor. Es el cuerpo del amor, la mente del amor, el discurso del amor, la acción del amor. Es el amor sentado en silencio y el amor danzando. <3

Al abrirnos a la aceptación de nosotros mismos y de los demás, empezamos a ver esto. A medida que pedimos ayuda y la ofrecemos, empezamos a entender que nuestros cuerpos y mentes contienen una energía increíblemente poderosa.

Esta energía no puede ser manipulada ni controlada. Pero puede ser experimentada. Llega un momento de nuestro desarrollo espiritual en el que entendemos los conceptos lo suficientemente bien. No tenemos que leer más libros ni asistir a más talleres. Simplemente tenemos que aplicar lo que ya sabemos en nuestra vida cotidiana.

En un sentido muy profundo, en este momento es cuando establecemos un compromiso con nuestro camino espiritual. Todo lo ocurrido hasta este punto sólo ha sido una preparación para este momento de rendición. Éste es el bautismo de fuego del que habló Jesús. Este es el momento en que volvemos a nacer en Espíritu.

Ahora cada día se convierte en una enseñanza viva para nosotros. La necesidad de profesores y de libros especiales queda atrás. Cada hermano y hermana es un maestro. Cada suceso de nuestra vida es el despliegue de una escritura profunda. Nuestros amigos miran alucinados mientras hacemos una hoguera y echamos al fuego nuestros libros espirituales.

La cáscara externa se cae. Él núcleo interno florece. Las acciones hablan más alto y claro que las palabras.

Todos llegamos a este punto en el que caemos de manera simple y hermosa en el corazón. Y entonces sabemos que lo que importa no es lo que decimos, sino cómo lo decimos. Y tampoco importa lo que hacemos, sino cómo lo hacemos. Sabemos que todas nuestras creencias no significan absolutamente nada si no vemos, hablamos y actuamos a través de los ojos, los labios y el semblante del amor.

Éste es un lugar al que llegamos no una vez, sino muchas veces. Al principio, ahí nos sentimos incómodos, y volvemos corriendo a la seguridad de nuestras metas y conceptos. Más adelante somos capaces de permanecer ahí durante un tiempo y de recargarnos emocionalmente. Antes de que pase mucho tiempo, anhelamos este lugar donde podemos estar sin esfuerzo. Y cuando llegamos, no queremos irnos. Esto está bien. El hogar no es un lugar donde vivimos en todo momento. Es un lugar desde el que salimos y al que volvemos, una y otra vez.

El hogar es este lugar donde podemos estar juntos sin sentirnos incómodos y sin palabras innecesarias.

Bienvenido, hermano.

Bienvenida, hermana.

Te saludo al entrar.

Te saludo al salir.

Siéntete bien.

Que tu vida te colme de bendiciones. <3

*** Paul Ferrini, los doce pasos del perdón

*** Te recuerdo que la Promoción de Liberación del Muro del Corazón sigue operativa.

Hoy nos despedimos con un vídeo de una iniciativa, “Abrazos gratis“, que ya ha dado la vuelta al mundo. Una oportunidad para abrir el corazón. El vídeo me emociona cada vez que lo veo, y la canción de Presuntos Implicados es una de mis favoritas de este grupo. Espero que os guste tanto como a mi. :)

¡Feliz semana! <3

Read Full Post »

abrazarse

Al principio puede parecer extraño el concepto de perdonar a tu cuerpo; sin embargo, dedica unos momentos a considerar lo siguiente: ¿Conoces a alguna persona que realmente ame y acepte su cuerpo? ¿Tú amas y aceptas el tuyo?

Para la mayor parte de la gente, el cuerpo es objeto de ridículo, rechazo, negligencia, odio y maltrato. Si eres como la mayoría probablemente tus creencias desafían las inclinaciones naturales de tu cuerpo, único y especial. Los rasgos faciales, la forma de cuerpo, la textura o el color de los cabellos, son sólo algunos de los aspectos de tu apariencia que tal vez te hacen infeliz. Quizá rechazas algunas partes de tu cuerpo simplemente porque existen. ¿Te enseñaron, por ejemplo, que los genitales son algo “feo” o “sucio”? ¿Te avergüenzas de ciertas partes de tu cuerpo, o las ignoras, considerándolas objeto de desprecio?

Primer paso

Para sanar y poner paz en la relación con nuestro cuerpo, antes que nada es necesario que nos perdonemos por ser humanos. porque ser humano es tener un cuerpo. Y rara vez nuestro cuerpo es como nos gustaría que fuera. Tenemos necesidades muy poderosas, como el impulso sexual, por ejemplo, que a veces puede ser molesto, confuso y exigente. No siempre nos sentimos cómodos en nuestro cuerpo, y es cierto que envejece y muere. Perdonarnos por ser humanos significa aceptar que eso es así. Los repito, la aceptación no supone derrota ni resignación. Es la elección de no rechazar ni resistirnos a las cosas tal como son, lo que no podemos cambiar inmediatamente o lo que no cambia con la rapidez que querríamos. La aceptación tampoco significa que haya que ser pasivos y descuidar el cuerpo. Supone más bien que, al dejar marchar la crítica y la resistencia crónicas con respecto al propio cuerpo “tal como es”, uno libera energía que contribuirá a que se produzca la curación, con lo cual sin duda se va a sentir más a gusto consigo mismo.

¿Te puedes imaginar estar en paz con tu apariencia física “tal como es”? Si tu respuesta es “no”, ¿quieres abrirte a la posibilidad de estar en paz con tu apariencia física? El hecho de estar en paz con nuestro aspecto y de aceptarnos no altera necesariamente el deseo de cambiar de apariencia, pero en lugar de que nuestros motivos para hacerlo sean el odio y la condenación de nosotros mismos, estarán inspirados por el respecto por nosotros mismos y el deseo de cuidarnos y mimarnos.

Ejercicio: Afirmaciones para sanar la relación con el cuerpo

La técnica de las afirmaciones te será muy útil para sanar la relación que tienes con tu cuerpo. Una manera de trabajar con las afirmaciones es la siguiente: Escribe una frase que afirme que amas y aceptas tu cuerpo. Después de escribirla permite que venga a tu mente una reacción. No censures tus reacciones. Por ejemplo, si la afirmación es “Estoy dispuesto a aceptar mi cuerpo tal y como es”, tu reacción espontánea podría ser algo similar a “Ni hablar”. Entonces, escribe esa reacción a continuación de la afirmación que acabas de hacer. Después escribe la misma afirmación muchas veces, añadiendo a continuación de cada una tu reacción espontánea. Por ejemplo:

Estoy dispuesta a aceptar mi cuerpo tal y como es. Ni hablar.

Estoy dispuesta a aceptar mi cuerpo tal y como es. Me parece que no.

Estoy dispuesta a aceptar mi cuerpo tal y como es. Entonces no cambiaría nada.

Estoy dispuesta a aceptar mi cuerpo tal y como es. ¡Ja!

Estoy dispuesta a aceptar mi cuerpo tal y como es. No me gustan mis piernas.

Estoy dispuesta a aceptar mi cuerpo tal y como es. ¡Qué alivio!

Observa como cambian tus reacciones a medida que trabajas con la afirmación. Dejar que salgan las reacciones negativas desde el inconsciente a la superficie y de ver las creencias y actitudes que no nos dejan aceptarnos a nosotros mismos. Crea afirmaciones que expresen tus objetivos y continúa trabajando con las misma afirmación hasta que tus reacciones sean neutras o positivas; después comienza con otra afirmación. Si no te viene a la mente ninguna reacción, repite la afirmación. Cuando se te revelen tus sentimientos, actitudes y creencias, descubrirás el poder de transformación del trabajo de las afirmaciones.<3

A continuación puedes ver un ejemplo:

Estoy dispuesta a ver mi belleza física. No puedo.

Estoy dispuesta a ver mi belleza física. ¿Donde?

Estoy dispuesta a ver mi belleza física. Es tan escasa.

Estoy dispuesta a ver mi belleza física. Pero es que es muy poca.

Estoy dispuesta a ver mi belleza física. Tendría que liberarme.

Estoy dispuesta a liberarme de los valores estéticos de los demás.

Eso es lo que he tenido siempre para medirme.

Estoy dispuesta a dejar de criticar mi cuerpo.

¡Qué esperanza!

Estoy dispuesta a dejar de criticar mi cuerpo. No me lo puedo imaginar.

Estoy dispuesta a dejar de criticar mi cuerpo. Lo intentaré.

Estoy dispuesta a dejar de criticar mi cuerpo. Pobrecita mía.

Estoy dispuesta a acoger mi cuerpo en mi corazón. ¡Qué terrible!

Estoy dispuesta a acoger mi cuerpo en mi corazón.

Estoy dispuesta a acoger mi cuerpo en mi corazón. Es tan asqueroso.

Estoy dispuesta a acoger mi cuerpo en mi corazón. Es tan desaliñado.

Estoy dispuesta a acoger mi cuerpo en mi corazón.

Estoy dispuesta a ver que mi cuerpo forma parte de mí. Por supuesto.

Estoy dispuesta a ver que mi cuerpo también soy yo.

Estoy dispuesta a ver que mi cuerpo también soy yo.

Estoy dispuesta a ver que mi cuerpo también soy yo.

Ay no, por favor, por favor. Ábrele los brazos a tu cuerpo. Ábreme los brazos. Abraza a tu cuerpo. Abrázame. Déjate de ascos, simplemente abrázame. Déjate de ascos, abrázame. Acéptame, formo parte de ti. Forma parte de mi. Pobrecito mío. ¿Por que te he despreciado durante tanto tiempo? ¿Por que te he odiado tanto, durante tanto tiempo? Siento un dolor terrible, tu sufrimiento. Mi cuerpo es tan inocente…¿Donde estaría sin ti? Supongo que como siempre necesitaba adelantarme. Si digo que te odio antes de que todos los demás lo digan, no dolerá tanto. Chorradas. Soy digna de amor, eres digno de amor. Duele no ser amado. Y tú te mereces serlo, no sólo por mí sino también por los demás.

Mi cuerpo merece amor. Necesita amor.

Mi cuerpo merece amor. Desea amor.

Mi cuerpo merece amor.

¡Mi cuerpo merece amor!

Mi cuerpo merece amor. ¿Donde he estado?

Mi cuerpo merece amor. Tristeza.

Mi cuerpo merece amor.

Dejaré de tenerte abandonado.

Mi dispuesta a perdonar a mi cuerpo. Por primera vez…

Mi dispuesta a perdonar a mi cuerpo. En ciertos momentos, de todas maneras.

Mi dispuesta a perdonar a mi cuerpo. Ansía mi perdón.

Mi dispuesta a perdonar a mi cuerpo. Lo estoy, lo estoy, lo estoy.

Mi dispuesta a perdonar a mi cuerpo. Olvidaré.

Perdono totalmente a mi cuerpo. Poco a poco.

Me costará un poco acostumbrarme. Perdono totalmente a mi cuerpo.

Me costará un poco acostumbrarme. Amo a mi cuerpo.

Amor a mi cuerpo. Amo a mi cuerpo.

¡Qué hogar más agradable! Amo a mi cuerpo.

Amo a mi cuerpo.

La posibilidad de amar realmente a nuestro cuerpo puede provocarnos muchos sentimientos. Tristeza, al darnos cuenta del rechazo y el odio que hemos sentido antes. Sentimiento de aflicción y pérdida, por abandonar un viejo ideal que presentimos que nunca se hará realidad. También se puede sentir alivio, paz y una creciente sensación de aceptación y de amor por nosotros mismos. En realidad, sólo aceptándose a uno mismo se puede dejar de poner en peligro el amor por uno mismo. Cuanto más aceptamos, valoramos, amamos y escuchamos a nuestro cuerpo, más integramos ese amor por nosotros mismos. Y cuanto más crecen esa aceptación y ese amor, más a gusto nos sentimos en nuestro cuerpo y más guapos y atractivos nos volvemos físicamente. El hecho de perdonarse activa un brillo interior que es esencial para el atractivo de cualquier persona. La autocrítica nos roba el brillo y la chispa naturales que instantáneamente hacen que cualquiera que nos mire de verdad nos vea guapos, con independencia de la forma del cuerpo y de los rasgos de la cara. La verdadera belleza siempre procede del interior.<3

***Texto y Ejercicio extraído del libro: “Perdonar” de Robin Casarjian

*** Este ejercicio puede ponerlo en práctica con muchas otras situaciones que estés atravesando en este momento en tu vida: “Estoy dispuesta a aceptar esta situación (X, la que te preocupe) tal y como es”. También con personas: “Estoy dispuesto a perdonar a (X, nombre de la persona)”, o a ti mismo: “Estoy dispuesta a perdonarme por…(X, situación que no puedes perdonarte)”. También en el caso por ejemplo de enfermedad: “Estoy dispuesto a aceptar esta enfermedad tal y como es”. O dejar ir adicciones del tipo que sea: “Estoy dispuesto a dejar ir mi adicción a …”. Hay muchas versiones de este ejercicio. Lo importante es nuestra disposición a sanar y a ver las cosas de manera diferente. :)

Y hoy terminamos con una chico que canta muy bonito, Pablo Alborán, y un adelanto de su nuevo disco. <3

¡Feliz semana! :)

Read Full Post »

yoga playaLa ciática es un pinzamiento del nervio ciático que se produce a la altura de las vértebras lumbares, suele provocar un dolor muy intenso que puede manifestarse en cualquier punto del recorrido del nervio, es decir, desde la columna vertebral, pasando por las nalgas, el muslo y la pierna hasta los dedos meñique y gordo del pie. El dolor de ciática expresa ira, pesar, tristeza y sensación de pérdida.

Se pueden hacer distintas interpretaciones dependiendo de la zona del nervio donde el dolor es más intenso, por ejemplo: si el dolor es más fuerte en la nalga (parte del cuerpo que simboliza el poder, encontrarse bien “asentado” nos expresa el dolor y el temor que sentimos a perder nuestro poder (dinero, prestigio, posición, etc.) y dejar de sentirnos una persona valiosa.

Si el dolor es más intenso en el muslo (apoyo, proyectos) o en la pierna (avanzar, ir hacia los demás) nos comunica que sentimos miedo a enfrentarnos con una situación que pone de manifiesto nuestra inseguridad, (una separación, la pérdida del trabajo, etc.).

Como la pierna habla de relación, una inflamación del nervio ciático en ella, puede ser debido a que nos hemos sentido traicionado o abandonado por algún familiar o amigo en el que nos apoyábamos, o bien puede expresar cierta forma de culpabilidad por habernos comportado de manera hipócrita con alguien de nuestro entorno más cercano.

La ciática recorre el trayecto del meridiano de la vejiga según la medicina china. Este meridiano es el encargado de eliminar de nuestro cuerpo, para evitar que se intoxique, las “aguas usadas”. Simbólicamente, el ser humano también necesita eliminar sus viejas creencias, sus antiguas costumbres, es decir, las “viejas memorias” que contaminan nuestro espíritu; y, adoptar una nueva forma de pensar acorde con nuestro momento presente.

Cuando el nervio ciático se inflama nos indica un miedo al cambio. Nos hemos acostumbrado a nuestras viejas creencias o hábitos, a una manera de vivir determinada que nos reporta cierta estabilidad y que no estamos dispuestos a abandonar. “Miedo a ir hacia delante, en la nueva dirección que me trae la vida”.

También puede inflamarse cuando retenemos nuestra agresividad porque estamos enfadados con alguien con quien nos sentimos humillados y no queremos someternos bajo ningún concepto. Más bien, le detestamos y nos gustaría darle un buen puntapié; pero, sólo se queda en la intención.

Puede manifestarse dolor de ciática en aquellas personas con problemas económicos, con miedo a la pobreza y desconfianza hacia el porvenir.

O en aquellas otras que soportan excesivas responsabilidades, que aceptan cualquier encargo y son incapaces de decir que “no” por miedo a que no les quieran. Se trata de individuos con falta de autoestima y de confianza en sí mismos.

Doblarme…delante de alguna persona o situación. Está relacionado con las vértebras L5 y S1 expresa una problemática de acción contrariada por un colateral dentro de un contexto sagrado. A veces se trata de conflictos de doble apremio, de doble compromiso o de doble dirección, por ejemplo: fidelidad/engaño, seguridad/libertad. También puede indicar un conflicto relacionado con la sexualidad. Sexualidad fuera de la norma. Prohibición de incesto.
Si afecta a la nalga derecha es más bien un conflicto de tipo afectivo. Si por el contrario el origen está en la nalga izquierda hace referencia a un conflicto profesional.

Si afecta a L4 y L5 expresa conflictos por las normas, las reglas, con nuestros colaterales, “yo no soy como los demás”.

Si afecta a la pierna derecha: “Miedo a carecer de dinero”. De poder hacer frente a las necesidades financieras “en lo que a mí respecta”.

Pierna izquierda: “No poder darlo todo, en el plano material, a la gente que amo”.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:

Tomar conciencia del apego a los bienes materiales sin sentirse culpable. Es algo humano. Cuando confiamos en nuestra capacidad para satisfacer nuestras necesidades, el apego material desaparece.

Darse cuenta de la situación de sobrecarga para compensar su falta de confianza y seguridad y no volver a caer en ella.

Efectuar una reorientación, un cambio, moverse interiormente.

Transmutar la humillación en humildad y tratar de ser sinceros con uno mismo y con los demás.

Fuente: Joman Romero, Autor del libro CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

Fuente: Sanación Holística Salamanca

Puedes ver más información sobre las vértebras lumbares en este enlace: Mapa emocional vertebral (III), lumbares

Nos despedimos con Cristina Perri y su canción, “Human<3

El Código de la Emoción nos ayuda a identificar y liberar los bloqueos que están en el origen de esta situación. Puedes ver precios y promociones aquí.

¡Feliz semana! :)

Read Full Post »

mirate al espejo

—> Puedes ver todos los pasos del perdón anteriores en este enlace: 12 pasos del perdón.

Donde quiera que miremos, vemos nuestra propia sombra. A veces nos devuelve la mirada en la mirada de nuestros hermanos. A veces delante de nosotros cuando vamos viento en popa a toda vela. 

Nuestras sombras no desaparecen. Se quedan con nosotros. De algún modo, todo lo que tememos está personificado. Sin embargo, nos pertenece. Todo lo que vemos fuera de nosotros cuerpo/mente confirma una realidad interna.

Si tomas esa realidad interna sin el reflejo externo, lo que tienes es el estado de muerte, un estado de proyección vacía, un estado en el que la interacción es innecesaria, porque las partes de la totalidad ya no están separadas.

Pero, en este mundo, hay un dentro y un fuera. Hay una imagen y un reflejo.

Hay una mente que piensa y una mente que siente. La mente que siente refleja la mente que piensa, porque cada sentimiento es el reflejo de un pensamiento. A menudo resulta difícil separar el sentimiento del pensamiento, porque se siguen el uno al otro muy de cerca.

La totalidad de la psique es un campo o una serie de estados de pensamiento y de sentimiento intrincadamente entrelazados. Cada campo de conciencia interactúa y se combina con otros, lo que complica todavía más la imagen. Ciertamente es imposible entender las partes componentes o el número de relaciones que hay entre ellas.

Pero lo que sí podemos entender es que, en cualquier momento, lo que vemos fuera de nosotros refleja nuestro campo interno de conciencia, una serie única de constructos de pensamiento y sentimiento. Así, la situación externa es un espejo para nosotros. Mirarse en el espejo puede ser doloroso, pero no es tan doloroso como pretender que el espejo no está ahí.

Cada persona que entra en nuestra vida y nos irrita y nos hace reaccionar, no es sino una personificación de nuestra propia sombra. No tienen un significado objetivo en nuestra vida. Frecuentemente le devolvemos el favor, y también le irritamos y le hacemos reaccionar. Nuestra interacción es totalmente subjetiva. Es la relación de una sombra con otra.

Sólo cuando una persona despierta y entiende que toda la interacción tiene que ver con su propia sombra —lo que ella odia, lo que no puede aceptar, o lo que teme de sí misma— se detiene el proceso de reflejo. Esa conciencia retira el gancho, destruye la proyección. Este tipo de interacciones no puede continuar a menos que haya un acuerdo (generalmente inconsciente) por ambas partes.

No miramos al espejo para aprender a odiarnos a nosotros mismos, sino para aprender a reconocer nuestros juicios reprimidos. Estos juicios sabotean nuestra capacidad de sentirnos plenos por nosotros mismos o en relación con los demás. Así, el descenso a la oscuridad de nuestra propia psique es esencial en nuestro proceso de curación. Sin el descenso, no podemos convertirnos en portadores de luz.

Lo interesante es que este descenso a la oscuridad y el subsiguiente ascenso a la luz no se producen de una manera lineal. Es un viaje cíclico. Primero afronto algún miedo previamente negado, lo saco a la luz, y después otro sale a la superficie. ¿Te suena familiar? A cada victoria le sigue un nuevo reto.

Nos hacemos un flaco favor a nosotros mismos cuando miramos nuestro proceso espiritual con los ojos del mundo o del ego. Tanto desde la perspectiva del ego como desde la perspectiva del mundo, somos unos miserables fracasados. El pensamiento lineal, consecutivo y orientado hacia la tarea no puede penetrar en el significado de los procesos cíclicos. Sólo la mente que siente e intuye comprende los conceptos de polaridad y cambio.

Colectivamente, las tradiciones orientales se sienten más cómodas con la mente que siente. Ciertamente la tradición taoísta, de la que vienen el I Ching, el Tao Te Ching y otras obras maestras de la espiritualidad, nos ofrece las comprensiones más profundas sobre el proceso de cambio.

Para los taoístas, todo es energía en movimiento. Incluso las ideas que parecen haber alcanzado su punto álgido o nadir se reciclan, lo que las hace moverse hacia el polo opuesto. Para la mente oriental, la vida es un péndulo que viene y va; no es un viaje lineal en una sola dirección.

Esta perspectiva nos ayuda a entender que nuestro progreso espiritual no puede medirse por el número de lecciones que recibimos, ni siquiera por la cantidad de lecciones aprendidas, sino por nuestra disposición a mirar dentro del espejo que tenemos delante. Un Curso de Milagros dice que esta pequeña dosis de buena voluntad es suficiente.

En este sentido, cada vez que estamos preparados, abarcamos todas nuestras lecciones simultáneamente. Cada vez que abrimos nuestros corazones, saboreamos la sensación de estar verdaderamente abiertos.

De modo que cada lección ensancha y profundiza la conciencia. Cada lección estira la mente más allá de sus límites conceptuales, y estira el corazón más allá de sus límites emocionales. Es el proceso de traer material inconsciente a la conciencia, de curar las heridas del pasado y descubrir una nueva fe y confianza.

El éxito nos lleva a un nuevo desafío. El fracaso nos brinda la oportunidad de elegir de nuevo. En esto no hay absolutamente ningún juicio implicado.

Los procesos subjetivos no tienen un comienzo ni un final en el tiempo. Esto es algo que nos cuesta entender y aceptar. Pero es esencial ser conscientes de ello si queremos mirar en el espejo una y otra vez sin desanimarnos ni deprimirnos. Después de haber mirado en el espejo durante el tiempo suficiente, todos adquirimos un sentido del humor cósmico. Ya no tratamos de ser perfectos, ni intentamos hacer todo el trabajo de una vez. Nos contentamos con lo que la vida nos trae. El simple hecho de lidiar con lo que surge, sin crucificarnos ni crucificar a otros, es reto suficiente.

Y somos suficientemente inteligentes, y tenemos la suficiente experiencia, como para saber que de vez en cuando vamos a meter la pata. Me refiero a que vamos a olvidar completamente lo que hemos aprendido y vamos a hacer la cosa más estúpida que podamos imaginar. Nuestros peores temores se harán realidad. Vamos a sentirnos avergonzados, iracundos, vueltos del revés. Y, de algún modo, sobreviviremos a eso. E incluso tal vez lleguemos a verlo como un regalo. <3

Y es entonces cuando realmente sabemos que el viaje da vueltas y más vueltas. Y sabemos que estamos bien, independientemente de dónde parecemos estar o de lo que parece estar ocurriendo. Esto nos lleva al último paso, que a estas alturas ya deberíamos saber que también es el primero.

*** Paul Ferrini, los doce pasos del perdón

En esta otra entrada del blog: El regalo de la sombra podrás ver la película de Debbie Ford sobre el trabajo con la sombra. Muy interesante. :)

Y hoy terminamos con un vídeo de la película Angel-A de Luc Besson donde el protagonista se encuentra con su propio ángel de la guarda que le ayuda a mirarse al espejo. Espero que os guste. <3

Amor y sonrisas,

Read Full Post »

603103_470411019673444_855721389_n

Este año volvemos a alargar el verano con la Promoción de Bienestar Emocional que muchos ya conocéis. :)

Para todas aquellas personas que ya han probado esta herramienta y para los que quieren iniciarse en este trabajo tan sencillo y efectivo, vamos a empezar este nuevo curso limpiando y liberando viejos bloqueos emocionales. ;)

Esta es la promoción:

¡PAGAS 2 SESIONES VÍA MAIL Y TE REGALO OTRAS DOS! :o

Voy a explicarte las condiciones por si fuese de tu interés:

En esta promoción pagas dos sesiones vía mail y te llevas de regalo otras 2 sesiones GRATIS, por lo que ¡las sesiones te salen a mitad de precio! La promoción es sólo válida para sesiones vía mail, NO aplica a sesiones telefónicas. La diferencia con respecto a las sesiones telefónicas es que en las sesiones vía mail no hay que fijar cita, yo libero las emociones que tu subconsciente me permita y una vez terminada la sesión te hago llegar la lista de lo liberado con algunas recomendaciones para los días posteriores a la misma.

Cada cliente solo puede apuntarse a una plaza, es decir no es acumulable como en otras promociones. De esta forma tendrás 4 sesiones de liberación emocional que se llevarán a cabo a razón de una sesión semanal hasta que se completen las 4 sesiones de la promoción. Yo os indicaré cuando se llevará a cabo cada sesión, os enviaría un mail el día antes de realizar la sesión.

La efectividad de las sesiones vía mail es la misma que la de las sesiones telefónicas y no requiere por tu parte de ninguna preparación previa.

Las sesiones pueden ser para ti o puedes regalarlas a las personas que desees. En este último caso lo único que necesito es el consentimiento de la otra persona para poder llevar a cabo la sesión. Puedes también compartirlas con algún amigo/a y de esta forma compartir también los gastos de la promoción (en este caso el pago debería ser único por el importe total de la promoción).

Esta promoción está restringida a 15 personas y las plazas se cumplimentarán por riguroso orden de solicitud. Para apuntarte a esta promoción tienes hasta el próximo martes 9 de septiembre. Las sesiones se llevarán a cabo las semanas del 8, 15, 22 y 29 de septiembre a razón de una a la semana. ¡Recuerda que al ser un número limitado de plazas cuanto antes te apuntes antes te aseguras tu plaza! :)

Si quieres conocer el precio de esta promoción, tienes alguna duda sobre la misma o si estás interesado en reservar tu plaza puedes escribirme un correo a : ipieracode(arroba)gmail.com (por favor no escribáis pidiendo información en los comentarios de esta entrada sino a través del correo electrónico que os propongo, de esta forma os aseguráis que os contesto. Gracias)

***Durante el mes de septiembre también podrás iniciarte en esta herramienta a través de una sesión vía mail a distancia a mitad de precio. El precio de esta sesión es de 25€ (27€ en el caso de clientes fuera de España). ¡Esta promoción es SOLO para clientes nuevos! Si quieres conocer de primera mano los beneficios de esta herramienta, ahora es el momento. :)

Si conoces a alguien a quien esta información le pudiese beneficiar por favor no dudes en compartirla con ellos. ¡Compartir el Código de la Emoción es compartir Bienestar! :)

***En el caso de que estés en este momento ya trabajando conmigo y estés interesado en esta Promoción, puedes apuntarte sin ningún problema. Tus sesiones en ese caso empezarán una vez hayamos terminado con el trabajo de liberación en curso.

Espero que esta promoción os haya resultado interesante. Os doy las gracias por vuestra fidelidad a este espacio y por vuestro interés en esta herramienta. <3

Y nos despedimos con una canción de una banda sonora que me encanta. La película se titula “Begin Again” y si no la has visto te la recomiendo.

*** Esta promoción no aplica a la liberación de El Muro del Corazón que tiene su promoción específica que está disponible en estos momentos. Si estás interesado en liberar el Muro del Corazón házmelo saber y te mando toda la información: promoción de El Muro del Corazón

Un abrazo enorme,

Read Full Post »

karma21 1.- La ley de la Potencialidad Pura.

La primera ley espiritual del éxito es la Ley de la Potencialidad Pura. Esta ley se basa en el hecho de que nosotros, en nuestro estado esencial, somos conciencia pura. La conciencia pura es potencialidad pura; es el campo de todas las posibilidades y de la creatividad infinita. La conciencia pura es nuestra esencia espiritual. Por ser infinita e ilimitada, es también alegría pura. Otros atributos de la conciencia son el conocimiento puro, el silencio infinito, el equilibrio perfecto, la invencibilidad, la simplicidad y la dicha. Esta es nuestra naturaleza esencial. Nuestra naturaleza esencial es de potencialidad pura.

Aplicación de la Ley de la potencialidad pura

1. Entraré en contacto con el campo de la potencialidad pura dedicando algún tiempo cada día a guardar silencio, simplemente a ser. También practicaré a solas la meditación silenciosa al menos dos veces al día, aproximadamente treinta minutos por la mañana y treinta minutos por la noche.

2. Dedicaré cierto tiempo cada día a entrar en comunión con la naturaleza y a presenciar en silencio la inteligencia que se encierra en todas las cosas vivas. Me sentaré en silencio a contemplar una puesta de sol, o a escuchar el sonido del mar o de un río, o simplemente a oler el aroma de una flor. En el éxtasis de mi propio silencio, y entrando en comunión con la naturaleza, disfrutaré del palpitar de la vida, del campo de la potencialidad pura y de la creatividad sin límites.

3. Practicaré la abstinencia de juicios de valor. Empezaré mi jornada con esta afirmación de Un Curso de Milagros: “Hoy no juzgaré nada de lo que suceda“; y a lo largo del día me recordaré a mí mismo que no debo emitir juicios de valor.

2.- La ley de la Entrega

La segunda ley espiritual del éxito es la Ley de la entrega. También podríamos llamarla Ley del dar y del recibir, pues el Universo opera por el intercambio dinámico. Nada es estático. Toda relación se basa en un dar y recibir. El dar engendra el recibir, y el recibir engendra el dar. En realidad recibir es lo mismo que dar, pues el dar y recibir son dos aspectos diferentes del flujo de la energía del universo. Y si interrumpimos el flujo de cualquiera de los dos, estamos obstaculizando la inteligencia de la naturaleza. Cuanto más entregue usted, más recibirá, pues mantendrá circulando en su vida la abundancia del universo. En realidad, cualquier cosa que tenga valor en la vida no hace más que multiplicarse cuando se entrega. La práctica de la Ley de la entrega es muy sencilla: si usted quiere tener alegría, entregue alegría a los demás; si quiere tener amor, aprenda a entregar amor; si quiere recibir atención y aprecio, aprenda a entregar atención y aprecio; si quiere abundancia de las cosas materiales, ayude a los demás a tener abundancia de cosas materiales.

Aplicación de la Ley de la entrega

1. Vaya donde vaya, llevaré un regalo para todas las personas con las que me relacione. El regalo puede ser una frase agradable, una sonrisa, una flor o una oración. Hoy entregaré algo a todas las personas con las que entre en contacto, y pondré en marcha así el proceso de circulación de la alegría, de la riqueza y de la abundancia en mi vida y en las vidas de los demás.

2. Hoy recibiré con agradecimiento todos los dones que me ofrece la vida. Recibiré los dones de la naturaleza: la luz del sol y el canto de los pájaros, o las lluvias de primavera, o la primera nieve del invierno. También estaré abierto a lo que recibo de los demás, ya sean regalos materiales, dinero, palabras amables u oraciones.

3. Me comprometeré a mantener la circulación de la riqueza en mi vida a base de entregar y de recibir los dones más preciosos de la vida: los dones del interés, del afecto, del aprecio y del amor. Cada vez que me encuentre con alguien, le desearé calladamente felicidad, alegría y buen humor.

3.- La ley del Karma o de la Causalidad

La tercera Ley espiritual del éxito es la Ley del Karma. El “karma” es a la vez acción y las consecuencias de esa acción; es causa y efecto, simultáneamente, pues toda acción engendra una fuerza de energía que vuelve a nosotros en igual cantidad. La ley del Karma no tiene nada de insólito. Todos hemos oído decir que “lo que sembramos es lo que cosechamos“. Evidentemente, si queremos crear la felicidad es nuestras vidas, debemos aprender a sembrar las semillas de la felicidad. Por lo tanto, el karma implica el acto de tomar decisiones conscientes.

Aplicación de la Ley del Karma o de la Causalidad

1. Hoy observaré las decisiones que tomo en cada momento. Y por la simple observación de estas decisiones, las llevaré a mi atención consciente. Sabré que la mejor manera de prepararme para cualquier momento del futuro es ser plenamente consciente en el presente.

2. Siempre que tome una decisión, me haré a mí misma dos preguntas: “¿Cuales son las consecuencias de esta decisión que estoy tomando?” y “¿Me producirá realización personal y felicidad a mí mismo, y se las producirá a aquellos a los que afecta mi decisión?”.

3. Después, pediré orientación a mi corazón y me dejaré guiar por su mensaje de bienestar o de malestar. Si la decisión me produce una sensación de bienestar, seguiré adelante sin titubear. Si la decisión me produce malestar, me detendré para ver las consecuencias de mi acto con mi visión interior. Esta orientación me capacitará para tomar decisiones espontáneamente correctas para mí mismo y para todos los que me rodean.

4.- La ley del Mínimo Esfuerzo

La cuarta Ley espiritual del éxito es la Ley del mínimo esfuerzo. Esta ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con una facilidad libre de esfuerzos y con una despreocupación tranquila. Este es el principio de la acción mínima, de la no resistencia. Este es, por lo tanto, el principio de la armonía y del amor. Cuando aprendemos de la naturaleza esta lección, realizamos fácilmente nuestros deseos. Gastamos un esfuerzo mínimo cuando nuestros actos están motivados por el amor, porque la energía del amor es la que da cohesión a la naturaleza. Cuando buscamos el poder y el control, estamos derrochando energía.

Aplicación de la Ley del Mínimo Esfuerzo

1. Practicaré la aceptación. Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los sucesos tal como ocurran. Se que este momento es tal como debe ser, porque todo el universo es tal como debe ser. No lucharé contra todo el universo luchando contra este momento. Mi aceptación es total y completa. Acepto las cosas tal como son en este momento, y no tal como deseo que fueran.

2. Habiendo aceptado las cosas como son, asumiré la responsabilidad de mi situación y de las circunstancias que veo como problemas. Se que asumir la responsabilidad significa no echar a nadie ni a nada la culpa de mi situación, ni siquiera a mi mismo. Se también que todo problema es una oportunidad camuflada, y esta atención a las oportunidades me permite tomar este momento y transformarlo en un beneficio superior.

3. Hoy, mi atención quedará establecida en la indefensión.  Renunciaré a la necesidad de defender mi punto de vista: No sentiré ninguna necesidad de convencer ni de persuadir a los demás para que acepten mi punto de vista. Me mantendré abierto a todos los puntos de vista y no estaré apegado rígidamente a ninguno de ellos.

5.- La ley de la Intención y del Deseo

La quinta Ley espiritual del éxito es la Ley de la intención y del deseo. Esta ley se basa en el hecho de que la energía y la información están por todas partes en la naturaleza. En concreto, al nivel del campo cuántico no existe nada que no sea energía e información. El “campo cuántico” no es más que otro nombre del campo de la conciencia pura o de la potencialidad pura. Y este campo cuántico es influido por la intención y por el deseo. La intención es el poder verdadero que está detrás del deseo. La intención acompañada de desapego conduce al conocimiento del momento presente, centrado en la vida.

Aplicación de la Ley de la Intención y del Deseo

1. Prepararé una lista de todos mis deseos. Llevaré conmigo esta lista dondequiera que vaya. Repasaré la lista antes de mis ratos de silencio y de meditación. La repasaré antes de acostarme por la noche. La repasaré cuando me despierte por la mañana.

2. Liberaré esta lista de deseos y la someteré al vientre de la creación, confiando en que, cuando las cosas no parecen marchar a mi favor, es por un motivo, y en que el plan cósmico tiene para mí unos designios mucho más grandes todavía que los que yo he concebido.

3. Me recordaré a mis mismo que debo practicar el conocimiento del momento presente en todos mis actos. Me negaré a permitir que los obstáculos consuman y disipen la calidad de mi atención en el momento presente. Aceptaré el presente tal como es, y manifestaré el futuro a través de mis intenciones y deseos más profundos y más apreciados.

6.- La ley del Desapego

La sexta Ley espiritual del éxito es la Ley del Desapego. La Ley del Desapego dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico es preciso renunciar al apego a esa misma cosa. Esto no quiere decir que abandonemos la intención de crear nuestro deseo. No abandonamos la intención, ni abandonamos el deseo. Abandonamos nuestro apego al resultado. Todo lo que usted desee lo puede adquirir a través del desapego, pues el desapego se basa en la fe sin reparos en el poder de su Yo verdadero. El apego, por su parte, se basa en el miedo y en la inseguridad; y la necesidad de seguridad se basa en la falta de conocimiento del Yo verdadero.

Aplicación de la Ley del Desapego

1. Hoy me comprometeré a practicar el desapego. Me permitiré a mí mismo y a los que me rodean la libertad de ser tal como somos. No impondré rígidamente mi idea de cómo deben ser las cosas. No impondré soluciones forzadas a los problemas, creando así nuevos problemas. Intervendré en todo con participación desapegada.

2. Hoy añadiré la incertidumbre como ingrediente esencial de mi experiencia. En mi disposición a aceptar la incertidumbre, encontraré soluciones que surgirán del problema, de la confusión, del desorden y del caos. Cuanto más inciertas parezcan las cosas, más seguro me sentiré yo, pues la incertidumbre es el camino que me conduce a la libertad. Encuentro mi seguridad a través de la sabiduría de la incertidumbre.

3. Me adentraré en el campo de todas las posibilidades y esperaré la emoción que puede producirse cuando me mantengo abierto a un número infinito de opciones. Cuando me adentre en el campo de todas las posibilidades, viviré toda la alegría, la magia y el misterio de la vida.

7.- La ley del Dharma o del Propósito de la Vida

La séptima Ley espiritual del éxito es la Ley del Dharma. “Dharma” es una palabra sánscrita que significa: “propósito de la vida”. La Ley del Dharma dice que nos hemos manifestado bajo forma física para cumplir un propósito. El campo de la potencialidad pura es la divinidad en su esencia, y lo divino asume forma humana para cumplir un propósito. Según esta Ley, cada uno de nosotros tiene un talento singular y una manera de expresarlo. Existe algo que cada uno de nosotros puede hacer mejor que nadie más en todo el mundo; y para cada talento singular y para cada expresión singular de ese talento existen también unas necesidades singulares.

Aplicación de la Ley del Dharma o del Propósito de la Vida

1. Prestaré atención al espíritu que está dentro de mí y que anima tanto mi cuerpo como mi mente. Me despertaré a esta profunda quietud que está dentro de mi corazón. Llevaré conmigo la conciencia del Ser intemporal, eterno, dentro de la experiencia temporal.

2. Prepararé una lista de mis talentos singulares. Después, prepararé una lista de todas las cosas que me gusta hacer mientras expreso mis talentos singulares. Cuando expreso mis talentos singulares, y los pongo al servicio de la humanidad, pierdo la noción del tiempo y genero abundancia en mi vida, así como en las vidas de los demás.

3. Me preguntaré todos los días: “¿Cómo puedo servir?” y “¿Cómo puedo ayudar?”. Las respuestas a estas preguntas me permitirán ayudar y servir con amor.

*** Resumen del libro: “Las siete Leyes Espirituales del Éxito” de Deepak Chopra.

¡Felices vacaciones a todos! :) <3

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 930 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: